District Council 37
NEWS & EVENTS Info:
(212) 815-7555
HOME    |   ABOUT    |   JOIN    |   NEWS    |   BENEFITS    |   SERVICES    |   CONTRACTS    |   POLITICS    |   CONTACT US    |   SEARCH   |   + MENU
Newsroom
News Releases
  Press Coverage
 News Photos
 Public Employee Press
 La Voz
Latinoamericana
   
 
Enero-Febrero 2015
 
 Radio Show
 TV Show
  DC 37 White Papers
   
  Newsroom

La Voz Latinoamericana de PEP
Enero-Febrero 2015

Nuevo director tiene una historia de lucha

Por GREGORY N. HEIRES


El nuevo director ejecutivo Henry Garrido, se dirije a los manifestantes durante la marcha masiva pro medio ambiente el 21 de septiembre que se llevó a cabo en Nueva York.

El nuevo director ejecutivo de DC 37, Henry Garrido, tiene una historia de lucha que proviene de su madre, Isidra Díaz, una obrera de fabrica.

Él la recuerda diciendo: "Vayamos al sindicato de trabajadores", cuando llegaba a su casa después de padecer las indignidades y abusos de los amenazadores jefes en la fábrica. El sindicato de obreras y obreros de ropa le dio protecciones y una voz, lo cual llevó a Garrido a entender desde joven la importancia del movimiento laboral.

Durante su juventud, Garrido iba y venía de estar con su madre en Nueva York y con sus parientes en la República Dominicana. Ahí, su tío trabajaba en una fábrica en la que los obreros ganaban una fracción de lo que los trabajadores en EEUU ganaban produciendo ropa para empresas multinacionales como Banana Republic y Ralph Lauren.

Su contacto con la pobreza y la explotación de un país industrialmente subdesarrollado también modeló la política de Garrido, que como adulto sería su inspiración para convertirse en activista y líder sindical.

Llega a Nueva York

Garrido se graduó a los 15 años de la escuela secundaria en la República Dominicana. Posteriormente ingresó a la Universidad de la Ciudad de Nueva York, donde se graduó en estudios de arquitectura y medio ambiente. Garrido trabajaba mientras estudiaba. En los veranos hacía trabajo de políticas y auditoría para el Departamento de Educación (DOE). En 1995 se integró de tiempo completo a la fuerza laboral de la ciudad como asistente de Almuerzos Escolares de Empleados del DOE, Sindicato Local 372.

Una disputa laboral lo trajo al DC 37, donde su experiencia en el caso despertó su interés en trabajar con la organización. Se integró al Comité de Herencia Hispana y pronto se convirtió en representante de quejas. El año siguente, DC 37 lo contrató como representante del Consejo de la División de Escuelas.

En 2002, cuando Lillian Roberts se fue elegida directora ejecutiva, Garrido pronto quedó intrigado con su plan de hacer de la lucha contra la subcontratación externa una preocupación prioritaria y muy pública. La campaña apelaba a su interés en las políticas públicas y en la investigación, por lo que se ofreció a trabajar con el director asociado Oliver Gray en lo que sería conocido como "el proyecto de estudios informativos". A medida que creció el proyecto y su equipo expuso el derroche de millones de dólares de gasto del gobierno municipal, Roberts comenzó a llamarlo "el detective Garrido".

En los siguientes años, el sindicato publicó varios documentos informativos, como el de despilfarro masivo en tiempos de necesidad, que fue un panorama del altísimo costo de la subcontratación externa, así como el llamado "La salud pública bajo el bisturí: una respuesta al plan de reducciones de la Health and Hospital Corp.; y Una mejor forma de equilibrar el presupuesto en 2010".

El proyecto incluía hacer contacto con los medios de comunicación y trabajar con el Concejo Municipal para llamar la atención pública en torno al dispendio de la subcontratación.

DC 37 además organizó una audiencia en la sede del sindicato ante la delegación municipal del Congreso. Finalmente, el gobierno municipal adoptó algunas de las recomendaciones del sindicato, incluyendo la captura del ingreso descuidado mediante cuotas a las antenas de teléfonos celulares y a la publicidad en bardas. El trabajo de Garrido en estos documentos informativos fue una de las razones por lo cual ex-directora Roberts lo nombró segundo director asociado del sindicato.

Descubre fraude

Quizás el mayor éxito del proyecto implicó exponer el despilfarro de millones de dólares durante la problemática actualización del sistema de emergencias 911 y el corrupto proyecto de CityTime para automatizar la nómina de pago, lo que años después infló sus costos de $73 millones a más de $700 millones.

"Uno de mis días más felices fue cuando recibí la llamada de las oficinas del fiscal anunciando las condenas a CityTime", dijo. Los 12 contratistas de CityTime fueron sentenciados por fraude.

Aunque Garrido disfruta el trabajo sobre asuntos de políticas, dice que nunca olvida que la misión primordial de la organización consiste en ayudar a sus miembros: pelear contra la injusticia, brindar planes de seguros y negociar contratos. Uno de los momentos de su mayor orgullo fue cuando una agremiada le llamó para informarle que había comprado por primera vez una casa con la ayuda del programa sindical de vivienda.

Garrido tiene 43 años, y en los últimos tiempos ha ayudado a Roberts a negociar el nuevo acuerdo económico; ha implementado un sistema de registro de quejas computarizado y ha conducido la campaña sindical que afilió a 14 mil pagadores de cuotas de agencias.

Se propone construir sobre la base del legado de Roberts de organizar sindicalmente y combatir el dispendio en el gobierno municipal y en la subcontratación externa. Como nuevo director ejecutivo, Garrido espera inspirarse en lo que aprendió en el Programa de Sindicalismo de la Universidad de Harvard, que ayuda a los dirigentes sindicales a diseñar estrategias de organización y respuesta a los ataques de los patrones.

Una nueva agenda

Estar al frente del sindicato municipal más grande de la ciudad, Garrido comprende la enorme responsabilidad que asumirá al proponerse movilizar al sindicato en momentos en que el movimiento laboral -especialmente en del sector público- está bajo ataque a escala nacional.

"A llegado la hora para que los sindicatos dejen su posición defensiva y tomen la initiativa", expresó Garrido. "Es hora que cambiemos para el beneficio de nuestros trabajadores".

"Tenemos que ser más agresivos para llevar a cabo nuestra agenda. Necesitamos aprovechar de la crisis que enfrentamos para reconstruir al movimiento sindical".

 

 

 
© District Council 37, AFSCME, AFL-CIO | 125 Barclay Street, New York, NY 10007 | Privacy Policy | Sitemap